Skip to content

Ahorra en la compra de tu auto usado

Please follow and like us:

Siempre uno busca ahorrar dinero en todo lo que se refiere a gastos, y en uno de los momentos más conocidos es al momento de comprar un auto usado o nuevo. Por esta razón, aquí te vamos a dar unos consejos para lograrlo. 

Establece tu presupuesto

En realidad, solo hay dos formas de comprar un automóvil: pagar en efectivo o pedir un préstamo. Si estás pagando en efectivo, el establecer un presupuesto es bastante simple.

Pero no gastes todos tus ahorros para comprar el auto. Recuerda guardar dinero para la baja, alta del auto y placas, el seguro, y posibles reparaciones futuras. Consulta las aseguradoras en México para tener varias alternativas para tomar una mejor decisión. 

La mayoría de las personas solicitan un préstamo de automóvil para proteger sus ahorros y comprar un modelo más caro.

Es inteligente obtener la aprobación previa para un préstamo porque simplifica el proceso de compra y te da una posición más sólida en el concesionario de autos.

Planifica el poner un 15% de anticipo con tu dinero y financiar el automóvil a un plazo de tres años con el crédito. Lo Ideal, es que el total de tus gastos automáticos mensuales no debería ser más del 20% del salario mensual.

Si necesitas ayuda o consejos para ahorrar dinero y comprar tu auto, tenemos un artículo que te será muy interesante.

Debes de elegir el auto correcto para tus necesidades y presupuesto, tomando en cuenta los más duraderos como el seguro y el mantenimiento

Elige el auto correcto

Ahora comienza la diversión: elegir el auto. Toma un tiempo para pensar el uso que le vas a dar al coche. Por ejemplo, si tienes una familia, querrás espacio suficiente para todos y un amplio espacio de carga.

Si la seguridad es la máxima prioridad, consulta los reportes de choque de las aseguradoras de autos y de revistas especializadas.

El tener claro las características imprescindibles ayuda a limitar la lista de opciones de autos. Busca autos con esas características y a medida que se avanza, crea una lista de tres modelos de automóviles objetivo para investigar con más detalle.

Verifique la confiabilidad y los costos de propiedad

Cada auto usado es diferente. Algunos han conducido más kilómetros y tienen más desgaste. Pero, en general, desea asegurarse de elegir modelos conocidos por su fiabilidad. Siempre es necesario averiguar el historial de manejo del auto al hablar con el dueño, o en la agencia.

Algo que siempre debes de vigilar es el costo del seguro, ya que ese es muy variable, la ventaja es que las aseguradoras en México proveen pólizas similares y en un amplio rango de costos.

Y hablando de eso, tenemos un tema estrechamente relacionado es el costo total del auto. Algunos automóviles son baratos de comprar, pero a largo plazo costarán mucho debido a los seguros, el mantenimiento, las reparaciones y la depreciación.

Precio de los autos

Una vez que encuentre varios autos en venta en su área, pero antes de inspeccionarlos físicamente, busque ese modelo de automóvil en una guía de precios como El Libro Azul de Automóviles.

Puede usar la guía para estimar el valor real de mercado del automóvil que está viendo y evaluando, los factores a considerar son la edad del auto, el kilometraje y las opciones.

Una vez que tenga el precio, si desea hacer un trato, tendrá la información que necesita para negociar de manera más efectiva.

Cuando busque un precio, incluya la siguiente información:

  • Año, marca y modelo. El modelo a veces se denomina “nivel de equipamiento”. Por ejemplo, cuando se busca un Nissan Sentra 2015, el XE es uno de varios niveles de equipamiento.
  • Opciones. Estas son características especiales instaladas cuando se construyó el automóvil, como un sistema de navegación.
  • Kilometraje. El kilometraje anual típico en un automóvil es de aproximadamente 10,000 kilómetros. Si un automóvil ha sido conducido más o menos que esto, el precio se ajusta en consecuencia.
  • Nivel de condición. Lea las descripciones de los niveles de condición cuidadosamente. La diferencia entre “limpio” y “sobresaliente”, por ejemplo, podría ser fácilmente de $ 1,500.