Comprar una casa con una línea de crédito hipotecario

Usted puede aprovechar el capital que tiene en su casa existente para comprar otra propiedad. Usted puede combinar una línea de crédito y una hipoteca, para consolidar todo su crédito personal bajo una solución sencilla, de bajo interés y con garantía de préstamo, que puede ser ajustada para satisfacer sus necesidades cambiantes.

También puede usar esta línea de crédito incluso si actualmente no es dueño de una casa.

Ya sea que esté pensando en comprar una residencia primaria o secundaria, hay ventajas y desventajas de comprar con una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda en lugar de una hipoteca tradicional.

Usar una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda para comprarla

Comprar una casa con una línea de crédito hipotecario tiene varios beneficios que una hipoteca no ofrece.

1. No hay penalización por pago anticipado: El programa de pagos en una línea de crédito es más flexible, por lo que usted puede pagar por adelantado sin incurrir en penalidades. Con una hipoteca tradicional, usted puede incurrir en cargos cuando paga más de un cierto porcentaje de la cantidad del préstamo.

2. Crédito reutilizable: A medida que pague su línea de crédito, todavía tendrá acceso al límite completo. Esto se debe a que una línea de crédito es reutilizable a diferencia de un préstamo hipotecario. Por lo tanto, si quiere usar los fondos para remodelar su casa, ayudar a sus hijos a pagar la matrícula universitaria, comprar un automóvil o invertir en acciones, puede hacerlo.

3. Posibles deducciones fiscales: Si decide invertir el dinero de la línea de crédito sobre el valor líquido de su vivienda en inversiones no registradas como acciones, bonos, valores, fondos mutuos o similares, puede deducir de sus impuestos el costo de los intereses.

Usando una hipoteca para comprar su casa

Es posible que prefiera seguir el camino de una hipoteca tradicional, como hacen muchos compradores de vivienda, si prefiere no explorar las oportunidades de inversión, o si tiene menos de un pago inicial del 20%.

Si usted no juega en el mercado de valores o desea pasar tiempo explorando oportunidades de inversión que podrían resultar en deducciones fiscales, ese aspecto de la línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda sería de poca utilidad para usted. Con una hipoteca, su participación no tiene que extenderse más allá de los pagos mensuales.

Con una hipoteca tradicional, usted no necesita tener un pago inicial del 20%. En el caso de que usted no tenga tanto o simplemente prefiera no poner tanto, usted tiene la opción de un pago inicial más bajo.

No olvide que para tener un buen historial de crediticio, es preferible comenzar con un crédito personal que le proporcione un monto mejor mientras vaya cumpliendo con sus pagos y responsabilidades.

Continúe leyendo más artículos de interés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *